¿QUÉ CONCEPTO DE PAZ TIENEN LAS FARC?

0
738
Por: Cristian Niño Riaño

 

“La Paz no es simplemente la ausencia de tensión, sino la presencia de Justicia” Martin Luther King

La Paz en nuestra Constitución Política Colombiana emanada en el año 1991 se consagra como un derecho fundamental y además nos insta al logro y al mantenimiento de esta; en un sentido social y para definirla de manera sencilla es un punto de equilibrio y estabilidad entre varias partes, la ausencia de inquietud, violencia, incertidumbre y guerra; es también en un sentido socioantropológico un consenso para el mantenimiento benéfico de buenas relaciones entre distintos grupos en una sociedad y un estadio civilizado del progreso que el hombre hace de la barbarie y el salvajismo.
Largo tedioso y falto de seriedad es el actual proceso de paz que lleva el presidente Juan Manuel Santos con el grupo terrorista FARC en La Habana (Cuba). Desde el inicio en Septiembre del 2012 con lo que se denominó la “etapa exploratoria”, hemos visto como de espaldas a los colombianos se negocia la Paz que todos anhelamos, sin rigurosos y estrictos límites a los actos terroristas que este grupo al margen de la ley comete, sin un ALTO que el Gobierno del presidente Santos debió haber puesto a la masacre de campesinos, secuestro de niños, atentados a oleoductos e infraestructura vial del país y a los atentados incluso en zonas urbanas de nuestra Patria.
Sin seriedad por parte de los cabecillas negociadores de las FARC en la Habana y sin un verdadero ánimo de cese al fuego y arrepentimiento hacia Colombia, se ha continuado haciendo a un lado a las nuevas víctimas de atentados y a los colombianos que clamamos seriedad en las mesas de diálogo, sin dejar de mencionar a quienes bajo intereses personales y políticos se quieren hacer ver como víctimas impidiendo y cercenando los intereses colectivos y la representación en la mesa de La Habana de quienes en realidad son víctimas del conflicto armado y el terrorismo que ha perpetuado la guerrilla de las FARC. Estos diálogos han demostrado una sustancial falta de firmeza, que con la ya repetitiva frase “Nada está acordado hasta que todo esté acordado” nos pone de presente al pueblo colombiano una incertidumbre y una falta de garantías que el Gobierno Santos cree ocultar con los comunicados de prensa a los que el Dr. Humberto de la Calle sale a promocionar.
Por otro lado es una vergüenza y una falta de respeto a los Colombianos ver como día a día las acciones terroristas de la guerrilla de las FARC atentan contra la vida de miles de compatriotas sin que el Gobierno del presidente Santos de importancia a esto, pero como no! Si el mismo Juan Manuel Santos ha dicho que solo se levantará de la mesa de negociaciones en La Habana si atentan contra de vida de alguna figura importante. ¿A que Colombiano considerará importante el presidente Santos, habrá alguno dentro de sus 7.816.986 electores o dentro de los casi 47 millones de habitantes del territorio colombiano?. Esperaríamos todos que sí, pero no lo es, y aún me pregunto Yo si los 2 niños muertos y los 8 policías heridos en un atentado en Tumaco (Nariño) el pasado 15 de Mayo o los 15 militares muertos en un atentado a un oleoducto en Fortul y Tame (Arauca) el pasado 20 de Julio o los habitantes del departamento del Putumayo que se ven afectados por atentados a oleoductos que producen contaminación ambiental o las llamadas “pescas milagrosas”, (por citar pocos de los cientos de atentados que cometen las FARC) son estos Colombianos “figuras importantes” para el presidente Juan Manuel Santos. 
El presidente nos tilda de “enemigos de la paz y del proceso de paz” a quienes con valentía denunciamos ante la opinión pública los atentados de la guerrilla de las FARC que los medios de comunicación callan por orden de Él, y a quienes criticamos la falta de seriedad y firmeza del Gobierno Santos ante las acciones terroristas que dejan no solo civiles sino soldados y policías muertos en nuestros suelos. Es una falacia que el presidente Juan Manuel Santos haga estos señalamientos, que además incitan al odio y a la violencia hacia quienes no compartimos su idea de esa negociación de paz que tras bambalinas cierto grado de impunidad, incertidumbre y beneficios inapropiados para la terrorista FARC, pues no somos pocos los que estamos en desacuerdo con la manera desordenada e indebida con la que se lleva a cabo el proceso de paz en la Habana, ya que en encuestas vemos como más del 45% de la población comparte esta opinión de desacuerdo.
De esta manera no se siquiera en este momento que concepto tienen las FARC de “paz”, cuando no cesan sus actos terroristas contra niños mujeres sin discriminación, cuando no tienen una seria posición al dialogar con el Gobierno, como de victimarios quieren ser llamados víctimas, y cuando de manera burlesca, insolente y descarada se niegan a pedir perdón a las víctimas de sus atentados como parte del proceso de reparación. Pero lo que si buscan y tampoco sé con qué autoridad política, moral y lógica; es pretender hablar con propiedad y con la intención (tal vez) de legislar, en materia de víctimas, agro, narcotráfico, política y asuntos electorales.
Como la mayoría de mis compatriotas en Colombia y en el exterior, espero una Paz pronta con justicia, con sinceridad, estable, duradera y que traiga alivio a las víctimas del conflicto y tranquilidad a todos los colombianos.
Tan solo espero comprender ¿Qué concepto de Paz tienen las FARC?.

Cristian Niño Riaño
@ChristianF_92

Dejar respuesta