¿Por qué estamos cómo estamos?

1
572

No ha sido cómoda mi experiencia en el Congreso y eso tengo que reconocerlo,
pero tenía claro que así sería y fue por eso que lo pensé mucho para decidirme a tomar este camino; y digo no ha sido cómoda porque veo en esta, una institución alejada de la realidad del país, institución la cual hoy discute temas de pocos que quieren el poder y no buscando solución a los verdaderos problemas del pueblo colombiano.

Mi idea sobre el parlamento de nuestro país, como para muchos Colombianos, no era la mejor. Es una institución desprestigiada en muchos sentidos, pero el hecho es que ya hago parte de esa corporación legislativa a la que he llegado a través de un partido como el Centro Democrático que viene precisamente a trabajar con mucho entusiasmo como bancada para tratar de reivindicar la imagen del Congreso y tratar de solucionar los miles de problemas que tiene el país.

En este corto tiempo de experiencia saco una primera conclusión: el problema principal no esta específicamente en el Congreso, el problema está en el inmenso cambio cultural que ha tenido la mentalidad colombiana, que ha venido siendo permeada por intereses insanos de quienes buscan el poder no sólo económico, que ya lo tienen, y que lo han logrado a través de la maldición del mundo, que es el negocio de la droga. Sino que vienen también por el poder político, con las ideas de un neocomunismo que pretende arrebatar la libertad de nuestra nación, a través del plan sistemático de un proceso que ya en Colombia ha venido cumpliendo varias etapas.

He aquí algunas de ellas.

El aumento en la cantidad de cargos públicos. Por cada cargo público se incrementa el número de votantes y esto significa una siembra de votos, inclusive absorbiendo a personajes de alto perfil que vienen de la empresa privada, trayéndolos al servicio público; centrando de esa manera casi todo el empleo especialmente en las regiones en el servicio público.

Medios de comunicación. A través de la publicidad oficial se logra que sólo tenga voz la prensa oficialista y se impide el conocimiento de la realidad y de los hechos que puedan afectar los intereses de quienes quieren adueñarse del poder. De esta manera una gran mayoría de Colombianos pierden el derecho a conocer la verdad. Por suerte ya existen las redes sociales.

Fuerzas Armadas. A través de la guerra jurídica con falsos testimonios se logra privarlos de la libertad y así disminuir la moral de los militares y policías, consiguiendo bajar la presión de quienes han combatido el crimen y el terror, mientras se desprestigia a la institución presentando como verdaderas las falsas acusaciones, y realizando juzgamientos mediáticos .

A esto se suma el proyecto de reducción de la Fuerza Publica. por eso empiezan a aparecer propuestas de eliminación de servicio militar, a disminuir presupuestos para equipos y mantenimiento de los mismos y surgen planes para disminuir número de hombres de FFAA.

Campañas mediáticas. Estas apoyan ideas contrarias a los valores que siempre han existido, que atentan contra conceptos tradicionales como el de la familia, el respeto a las creencias religiosas, a la autoridad etc. Por el contrario se promueve la legalización de la droga,se tolera el consumo y se procura combatir las virtudes.

Corrupción. No es un secreto que impera en nuestro país, al punto que se convirtió en algo cultural y entre más personas sean vinculadas a hechos de corrupción mayor será más el poder de los corruptos. Se montan escándalos para simular que se lucha contra la corrupción. Pero generalmente no llegan a nada porque quienes terminan respondiendo son mandos medios, mientras la corrupción del más alto nivel, sigue creciendo.

Impunidad en los hechos delictivos. La delincuencia se impone y no hay castigo ejemplar para quienes cometen hechos atroces, como quemar el rostro a las mujeres con ácido, la violencia contra el sexo femenino es inocultable, el matoneo y la violación de niños, el asesinato de menores y la descarada presencia de traficantes de droga en los colegios.

Es notorio el aumento de las ONGs de Izquierda así como las visitas de organizaciones internacionales permanentes las cuales, detrás de la supuesta lucha por por los derechos humanos, atacan a quienes han defendido la patria, y han cumplido con el deber y con su juramento de defender a su país. Estas organizaciones mantienen un silencio cómplice cuando se violan los derechos humanos de soldados y policías o cuando las organizaciones terroristas masacran a la población civil.

Educación. Bajar el nivel de la educación es otro de los objetivos, nada le conviene más a un poderoso, que un pueblo ignorante, porque será más fácil de manejar. No olvidemos los resultados de las pruebas Pisa de nuestro país.

Aumento de Impuestos. En los países desarrollados los impuestos se utilizan para el bien y buen vivir de los pueblos y eso es civilización. Pero en Colombia entre más impuestos menos calidad de vida, los dineros de los tributos son utilizados simplemente para mantener el sistema y en ocasiones para comprar conciencias.

Cambio de la Verdad Histórica. Se crean comisiones “de la Verdad” conformadas por personajes que hacen parte de una ideología interesada en el poder, para cambiar la verdad histórica y se repite mil veces una mentira hasta convertirla en verdad.

Son todos estos temas y seguramente muchos más, los que hacen que no solo en el parlamento sino en nuestro país entero, las cosas no sean fáciles. Es indudable que Colombia esta viviendo una etapa critica y definitiva de su historia. Estoy convencida que la libertad de Colombia esta en grave riesgo, pero también convencida que la lucha por no perderla, la esta dando el Centro Democrático dirigido por Álvaro Uribe Vélez, un gran líder con un profundo amor por Colombia. Pero no será suficiente porque somos una inmensa minoría en el Congreso, esta lucha tiene que ser de todos los Colombianos, de quienes no quieran seguir perdiendo esa libertad que ya hemos perdido muchos.

Thania Vega de Plazas
@ThaniaVegaP
www.thaniavega.co

1 Comentario

Dejar respuesta