Las Farc y sus cubos de hielo

0
383
Por: Óscar Alberto Diaz García

Las Farc vienen dejando en el congelador temas álgidos de la agenda pactada en La Habana. Temas que quedan pendientes para tomar del pelo al gobierno, y de paso a Colombia.
Son veintiocho cubos de hielo, y pueden ser más cada día; así una agenda de seis puntos, por arte del engaño se transforma en una estrategia para dilatar un proceso que parece no tener fin. Los puntos pendientes, según el politólogo internacionalista, y periodista cubano Tony López,  son a saber: diez,  sobre el tema de tierras, catorce sobre participación política, y cuatro salvedades del tercer ítem, erradicación de cultivos ilícitos, narcotráfico, y lavado de activos.

Respecto a las salvedades al primer punto, Tierra, citados por López, vale destacar lo correspondiente al latifundio y delimitación de la propiedad; erradicación del latifundio improductivo, inadecuadamente inexplotado u ocioso, y redistribución democrática (¿?) de la propiedad sobre la tierra…El interrogante sobre la palabra ´democrática´ es mío, para llamar la atención sobre el presunto significado que las Farc desean darle. Que entienden por redistribución democrática; ¿quitarle la tierra al dueño que la obtuvo mediante su trabajo de toda una vida? O tal vez, ¿reintegrarle la tierra que las mismas Farc le quitaron mediante sus conocidísimos métodos?  De pronto, ¿obligar al estado a que entregue baldíos improductivos a quienes comprueben su capacidad de mejorarlos?

Con referencia al presunto “freno a la extranjerización del territorio” para prohibir la compra de tierras en grandes extensiones por parte de empresas transnacionales, estableciendo excepciones… cabe preguntar quiénes serían esas excepciones… ¿tal vez las petroleras de Venezuela? ¿Alguna empresa cubana? O las ecuatorianas avaladas por el Foro de Sao-Paulo.

En torno a la participación política, de las catorce salvedades que hay en el congelador, cito apenas dos dado el espacio de una cuartilla de opinión; la “revisión, reforma y democratización del sistema político electoral” que proponen, insiste en crear un poder electoral que tecnifique (¿?) su implementación, reconfigurando circunscripciones electorales, y creando circunscripciones especiales para campesinos. Debo preguntar que pretenden; hilando delgadito, como diría mi abuela, las Farc desean llevar la batuta en las regiones, así no tengan votos reales.

A mi juicio, los nueve millones de colombianos que un día dijeron NO más Farc, aun lo siguen diciendo. Cito el segundo punto de esos catorce: Reestructuración del estado, con reforma política… y reconversión de las Fuerzas Militares. Sin embargo  andan diciendo que en La Habana no se tocarían estos puntos, aunque ya empezaron. Gobierno y Farc se contradicen, y ni tan siquiera son capaces de ponerse de acuerdo en esto… en cómo hacerlo, en cómo dar mejor el show.

La dinámica del sainete de Cuba cambia día a día; nadie en Colombia sabe la verdad. Y si alguno de los plenipotenciarios llegara a sincerarse con nosotros colombianos amantes de la libertad y la democracia, lo compran, lo endulzan, lo hipnotizan… lo desparecen si tocara.

 Tony López, el periodista cubano que nos cuenta estos asuntos, sabe mucho más que nosotros del tema. El problema es serio pues no sabemos nada de las conversaciones de La Habana; Santos, o  cae en la trampa día a día, o ¿sabe para dónde nos llevan y se hace el loco? ¿Lo saben Jaramillo, De la Calle, Mora y Naranjo?

 López, colaborador de “Las dos orillas” remata diciendo que hay una propuesta de las Farc, en el sentido de convocar una asamblea nacional constituyente que defina sobre todos los asuntos del congelador; a mí esto me deja frío.

 PD: Respuesta del Procurador a la pregunta de Usted es capaz… “Soy capaz de denunciar y perseguir la impunidad” dijo.

oscaralbertodiazgarcia@hotmail.com

Dejar respuesta