“Exijo a los terroristas que liberen de forma inmediata a los secuestrados y pidan perdón por cometer delitos de lesa humanidad” H.S. Thania Vega de Plazas

0
321

 

Quiero manifestar mi solidaridad, en forma personal y también como miembro de la bancada del Centro Democrático, con las familias de las personas recientemente secuestradas por el grupo terrorista de las Farc, a saber: el Señor Brigadier General Rubén Darío Álzate Mora, el Cabo primero Jorge Rodríguez Contreras,  la abogada Gloria Urrego, y los Soldados Profesionales Paulo Cesar Rivera Capela y Jhonatan Andrés Díaz Franco secuestrados en Arauca.

En mi condición de ciudadana colombiana, de congresista del Centro Democrático, exijo a los terroristas de las Farc que liberen de forma inmediata a esas personas, que pidan perdón al pueblo colombiano por la comisión de este delito de lesa humanidad y que reparen a estas víctimas por su accionar terrorista y criminal.

Exijo a las autoridades colombianas, en particular al Gobierno y a la Fiscalía General de la Nación, que den cumplimiento a los dictados del Articulo Segundo, párrafo segundo, de la Constitución Política de Colombia consistentes en dar protección a la vida, honra, bienes y libertades de los ciudadanos de este país.

Conozco, desde hace muchos años, a Rubén Darío Álzate Mora y a su familia, personas honorables y colombianos de bien, ciudadanos honrados que merecen el aprecio y solidaridad de toda la Nación, en estos momentos de angustia que los embargan, como sucede también con las demás victimas del grupo más violento y criminal de este continente.

Respaldo la decisión del Presidente de la República, en el sentido de suspender las conversaciones con el grupo terroristas de las Farc. Y le exalto a que esa decisión no sea transitoria, sea definitiva hasta que ese grupo criminal continúe con esta ola de muerte, sangre y violencia como la que hemos tenido que vivir estos últimos meses contra la población civil y contra nuestros soldados y policías (ellos también son ciudadanos colombianos y sus vidas tienen el mismo valor que la de los civiles, ellos tienen familias que sufren igual que todos los ciudadanos de este país, ellos y sus familias quieren también la paz, pero con justicia, respeto y autoridad).

Los negociadores de las Farc, en particular el que se hace llamar “rodrigo granda”, se comprometieron a suspender el secuestro hace muchos meses y hoy los hechos están demostrando que: o bien le mienten al Gobierno y al país, o bien sus estructuras organizadas de poder no les hacen caso a los señores que están en La Habana.

Quiero también hacer hincapié en la necesidad que los medios de comunicación social ajusten sus informaciones a la verdad, como lo mandan los cánones del periodismo serio y profesional; y no sigan en esta vorágine de desinformación publica, que los lleva al ridículo de imaginar y dar por cierto la versión de que el secuestro de un general de la República es una treta de un senador del Centro Democrático, para acabar con el proceso de paz. Ese tipo de noticias falsas hacen daño a la gente de bien, protegen el crimen organizado, atropellan a la ciudadanía  le restan credibilidad y seriedad al medio que las publica.

Cualesquiera que haya sido la circunstancia de un secuestro, no justifica ni disminuye la gravedad del delito cometido, el más oprobioso, el más humillante y reprobable de los delitos que se pueda cometer.

Muchísimas gracias,

Thania Vega de Plazas – H.S. del Centro Democrático

Dejar respuesta