El ‘uribismo’ acusa a Santos de “validar” la violencia en Colombia con el diálogo con las FARC

0
336

El Centro Democrático del expresidente colombiano Álvaro Uribe ha recordado con motivo de la reciente gira por Europa del actual mandatario, Juan Manuel Santos, que aún no hay ninguna paz firmada en el país sudamericano y ha advertido de que negociar “con el terrorismo” supone “validar” la violencia.

El partido opositor ha lamentado en un comunicado que siga dialogando con “narcotraficantes que han asesinado, secuestrado, y atacado deliberadamente al pueblo colombiano durante años, incurriendo en delitos de lesa humanidad”, en alusión al diálogo que mantienen en La Habana el Gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El Centro Democrático teme que los diálogos puedan “prolongarse indefinidamente”, toda vez que las FARC siguen poniendo temas sobre la mesa sin que el Ejecutivo le replique. Para el ‘uribismo’, es el Gobierno de Santos quien ha adquirido “todos los compromisos”, mientras que las FARC no asumen “ninguna responsabilidad”, ni siquiera la entrega de armas o la reparación de los daños causados.

En este sentido, el partido fundado por Uribe ha lamentado que la guerrilla “no ha dado muestras de paz” y sigue “asesinando soldados, policías y civiles, reclutando menores, sembrando minas antipersonas, atentando contra la infraestructura”. Desde que comenzó el proceso, las FARC han cometido más de 750 atentados y han asesinado a más de 600 policías y militares y a un centenar de civiles, según el Centro Democrático.

Otro de los reproches del ‘uribismo’ pasa por el traslado a Cuba de “peligrosos cabecillas” de las FARC, a pesar de que sobre ellos pesan órdenes de arresto. Para el partido, es “inaudito” que Henry Castellanos, alias ‘Romaña’, sea uno de los interlocutores con el Gobierno “de un país democrático”.

“Nosotros queremos la paz, no la claudicación del Estado democrático al grupo terrorista FARC”, ha añadido el partido de Uribe en su nota, en la que ha abogado por combatir la “impunidad” desde todos los frentes. “Para negociar con el terrorismo, la única agenda es la desmovilización, reinserción y entrega definitiva de armas”, ha apostillado.

Dejar respuesta