El servicio militar sí es obligatorio

0
431
por: Otoniel Arango Collazos

Al momento de escribir estas líneas, el señor General Alzate, secuestrado por las Farc en momentos en los que hacía acercamientos con la comunidad y devuelto mediante show mediático, solicitó su baja del Ejército, para goce de los terroristas.

Para nadie es un secreto, que las Farc siempre han querido acabar con el Ejército Nacional, el verdadero ejército del pueblo; ellos, que se dedican al narcotráfico y otras minucias como secuestro, extorsión, ataques cobardes a la población civil, han logrado por interpuestas personas en desarrollo de la combinación de todas las formas de lucha, enviar cargas de profundidad. La primera andanada se hizo mediante la Ley 48 de 1993 que en su artículo 13 permitió: “establecer diferentes modalidades para  atender la obligación de la prestación del servicio militar obligatorio” y se abrió un boquete inmenso, pues  se desvirtuó por completo la concepción de “Militar” al señalar que el servicio se podía prestar en instituciones civiles como la Policía Nacional y luego se extendió al Inpec, transformando el servicio militar en un servicio civil.

Con motivo de las charlas de cuba, los narcoterroristas, vienen “exigiendo un cambio de la doctrina militar y de seguridad y de defensa”, doctrina que consiste  en resumen, en ocupar áreas para que el gobierno pueda brindar seguridad y llevar programas sociales, como lo hacía el General Alzate al momento de su secuestro; proteger los derechos humanos de la población civil, sus recursos y medios de producción y atacar en profundidad al enemigo para quebrantar su voluntad de lucha y conducirlos a la derrota militar. Usted saque sus propias conclusiones de lo que pretenden los angelitos. En el Congreso hablan también de reducir un 50 % el servicio militar a los votantes, o sea, invertir cuantiosos recursos para que salgan al cabo de seis meses a la calle en el caso de los bachilleres; que derroche de los impuestos que paga el pueblo.

Por estos días algunos medios de comunicación, han venido haciendo eco a la supuesta restricción para reclutar soldados, es decir, alistar a quienes tienen la obligación, para que cumplan con el deber consagrado en el artículo 216 superior. La Ley 48 arriba citada, fue examinada por la Corte Constitucional, la cual concluyó mediante sentencia C-879 de 2011, que los ciudadanos no inscritos solo pueden ser compelidos (obligados) de manera  momentánea, mientras se verifica su situación y se inscriben y en cambio los remisos, pueden ser compelidos y conducidos para su incorporación por haber incumplido con su deber legal y ser infractores de la plurimencionada Ley 48 de 1993. Conclusión, el servicio militar sí es obligatorio, a pesar del deseo de las Farc  de acabarlo y es absolutamente legal conducir a los remisos. Hasta en Suiza que es país neutral, ese servicio es también obligatorio. Un feliz día y mucha prosperidad.

Dejar respuesta