Constancia: En memoria de nuestros héroes, militares y policías, desaparecidos

0
430

Por mandato del artículo 14 de la Ley 1408 de 2010, “por la cual se rinde homenaje a las víctimas del delito de desaparición forzada…”, en la última semana del mes de mayo, en el cual se establece que debe honrarse la memoria histórica de las personas desaparecidas forzosamente y que  los establecimientos educativos públicos y privados y las autoridades nacionales, departamentales y municipales rendirán homenaje a estas víctimas mediante la realización de foros, conferencias, talleres y jornadas de reflexión referentes al derecho a la memoria, a la verdad, a la vida y al respeto por los derechos humanos.

Pues bien, a propósito de la importancia histórica de esta semana, quiero recordar y rendir un homenaje a los 132 miembros de la Fuerza Pública que se registran oficialmente como desaparecidos desde hace más de dos décadas: 04 Oficiales, 22 suboficiales, 95 soldados (entre profesionales, voluntarios, regulares y campesinos) y 11 civiles al servicio de las FFAA.

67 de estas desapariciones, que equivale al 50.7% de los casos, son atribuidas a terroristas de las FARC, de los cuales 56 casos fueron perpetradas estando nuestros soldados fuera de combate (en permisos o vacaciones). 9 de las desapariciones son responsabilidad de terroristas del ELN (todas fuera de combate), en tanto que aún no se conoce la autoría en 34 de los casos.

Estas cifras se remontan a casos ocurridos desde 1992 hasta el año 2013, registrando la mayor concentración de desapariciones entre los años 1996 y 2002 (un total de 71 casos). Sólo entre 2003 y 2005, 36 de nuestros héroes fueron desaparecidos.

Los datos evidencian la sistematicidad con la que los terroristas han perpetrado tan atroces crímenes, dando cuenta de la existencia de un plan criminal que compromete la responsabilidad de diferentes niveles de dichas estructuras, desde quienes los ejecutan como de quienes ostentan el liderazgo máximo.

Sumado al desconocimiento público de estos casos, la ausencia de una investigación ágil y exhaustiva por parte de las autoridades judiciales, hace prever con seguridad que sus responsables serán favorecidos por el olvido deliberado y cómplice del Estado. La atrocidad de estos crímenes, será apenas un dato marginal en el proceso de revisión histórica de la lucha del pueblo colombiano y sus Fuerzas Armadas contra el terrorismo. Prueba de lo anterior, es que desde el mes de marzo de 2014 a la Fiscalía General de la Nación se envió la información sobre estos casos, a fin de conocer el estado actual de las investigaciones, sin que a la fecha se haya recibido respuesta sobre el particular.

La bancada del Centro Democrático hace un llamado urgente, a las autoridades judiciales, y persistirá en él, para que informen al país sobre los resultados de sus investigaciones, la identificación de los ejecutores y sus máximos responsables, como una contribución al esclarecimiento de la verdad histórica, la satisfacción a la justicia para las víctimas y una valiosa garantía de no repetición.

Muchas gracias,

H.S. Thania Vega de Plazas

Dejar respuesta