Constancia 13 de mayo en comisión II

0
368

Bogotá. D.C., Mayo 13 de 2015

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos acaba de publicar su informe anual sobre la situación de Derechos Humanos en el continente durante el año 2014. Todos los años, cada Estado parte del Sistema Regional de Protección espera con expectativa el análisis y las conclusiones de su gestión particular en la defensa y promoción de los derechos y garantías ciudadanas en su territorio. Estos informes incorporan recomendaciones que deben incidir necesariamente en las políticas públicas de los Estados Parte y la actuación de sus autoridades.

Del informe publicado, merece especial atención el análisis realizado por la Comisión Interamericana y las recomendaciones que hace a los Estados sobre un flagelo invisibilizado: EL ASESINATO DE AGENTES DE LAS FUERZAS DE SEGURIDAD FUERA Y DURANTE SU SERVICIO.

En el capítulo IV, punto No. 55 del informe, alusivo al Desarrollo de los Derechos Humanos en la Región, la Comisión consideró: “55. Cabe reiterar que la recopilación de datos es esencial para abordar el problema de la inseguridad ciudadana en la región y la Comisión ha observado que hay muy pocos datos sobre la muerte de agentes de las fuerzas de seguridad. Por lo tanto, la Comisión insta a los Estados de la región a que investiguen esas muertes, estudien los factores de riesgo a los cuales están expuestos los agentes de las fuerzas del orden tanto cuando están de servicio como cuando están de franco y tomen medidas para salvaguardarlos a fin de que ellos puedan, a su vez, proteger a la población.”

Dicha recomendación, constituye una apremiante exigencia para que los Estados, y especialmente el colombiano, dadas las circunstancias de degradación de las acciones que realizan organizaciones armadas al margen de la ley, adelanten en un plazo razonable investigaciones serias e imparciales que identifiquen los patrones de conducta criminal, los responsables de dichos delitos y se impongan las sanciones previstas en el ordenamiento.

La recomendación de la Comisión indudablemente representa un necesario llamado de atención a las autoridades colombianas para que den apertura e impulsen, con el mismo rigor de otras causas, las investigaciones por los asesinatos, torturas, desapariciones, dentro y fuera de servicio de nuestros policías y militares. Lo contrario prefigura un desconocimiento de los compromisos internacionales asumidos libre y voluntariamente por el Estado colombiano al suscribir la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre y ratificar la Convención Americana sobre Derechos Humanos, que compromete gravemente su responsabilidad frente a estos organismos de protección.

Según investigaciones que se han hecho públicas, como la serie de Informes Siempre Colombia elaborados por la Defensoría Militar, que versa sobre la impunidad generalizada que pesa sobre las investigaciones por crímenes cometidos por el terrorismo contra nuestros militares y policías, este tipo de causas penales no reciben el esperado impulso procesal, al punto que más del 90% de las mismas terminan con decisiones inhibitorias o de archivo a los pocos meses de su apertura, evidenciando una inexistente o por lo menos precaria actividad probatoria por parte de nuestras autoridades judiciales.

Dado el estado de cosas a las que se refiere la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y su apremiante recomendación a los Estados Parte, el Centro Democrático hace un llamado al Gobierno Nacional, a las autoridades judiciales y de control y defensa de los Derechos Humanos, como la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo, para que cumplan con su deber Constitucional y Convencional de investigar y sancionar a los responsables de tan aberrantes crímenes en contra de los miembros de la Fuerza Pública, con idéntico rigor con el que se han cumplido otras recomendaciones y sentencias en contra del Estado colombiano que han implicado costosas indemnizaciones por casos en los que se han reconocido como víctimas a quienes ni siquiera ostentaban este carácter.

Muchas gracias.


THANIA VEGA DE PLAZAS
H. Senadora de la República

Dejar respuesta