“Usted no sabe quién soy yo” Carta de la esposa de un Policía

0
510

¿Usted no sabe quién soy yo?

Eso le pregunto a usted señor Gaviria, que afirmando el maltrato sufrido por parte de los uniformados justifica su actuar…

Pero en realidad usted si sabe quién soy yo: soy la esposa de un policía que día a día sale a trabajar, a encontrarse gente como usted en la calle, gente humillativa y sin valores, gente que maltrata e insulta subestimando a los demás por su condición de trabajadores y empleados estatales, una esposa que siente el dolor de un marido abrumado por los problemas en la calle, por las amenazas de muerte muy parecida a la suya que día a día se gana y por el mal trato que muchas veces recibe en cumplimiento de su deber.

Usted no sabe con quién se metió…

Se metió con una mujer que le ha dolido en el alma ver las injusticias que a diario pasan con los policías, ver como los asesinan y como los condenan sin razón, ver como los padres tienen que sepultar a sus hijos y como quedan más viudas y huérfanos sin razón. Se metió con una mujer que tiene que ver a su hijo despedirse de su papá con el dolor de no saber si volverá con vida o acostado en cuatro tablas y arropado con la bandera de Colombia, que tengo que pasar noches enteras de soledad y días festivos sin su compañía, que celebro navidad, año nuevo, el día del padre, el de la madre y muchos más sin su compañía, mientras que usted si goza de compartir con su familia, amigos y gente que lo rodea.

Ahora, yo no tengo a quien llamar para que le protejan la vida a mi marido, en cambio usted pudo haber llamado a su tío o directamente al General Palomino para que lo defiendan y manden a los uniformados para el Chocó o una parte peor como amenazó en medio de la trifulca…. Yo solo podré recurrir a mi fe y a mi Dios para que siempre proteja a mi esposo de personas como usted que libremente andan alardeando de lo mucho que tienen pero de lo vacío que está su corazón.

Entonces, amigo Nicolás Gaviria usted tampoco sabe con quién se metió, porque si usted se cree muy importante e intocable le digo para mí, mi esposo es muy valioso, nadie me lo ofende y mucho menos me lo toca y no va a venir usted un niñito inmaduro que no sabe que es trabajar y que no le cuesta nada pedir para tener lo que desea a tratar mal a mi marido aun sabiendo que él está para servirle a usted.

Claudia Carolina Correa Atehortúa.

Comunicadora Social y periodista

Esposa de un policía de Colombia.

Dejar respuesta