“No puede ser ‘garante de paz’ un gobierno que irrespeta a Colombia” H. S. Thania Vega de Plazas

0
437

Luego de las inaceptables y sistemáticas violaciones a nuestra soberanía, en las que Venezuela ha violado el espacio aéreo y las fronteras terrestres de Colombia, es importante llamar la atención sobre la más reciente denuncia presentada por la comunidad Wayúu, en el departamento de la Guajira.

La noche del pasado domingo 20 de septiembre, se reportó el asesinato de dos miembros de dicha comunidad, quienes de acuerdo a las denuncias presentadas, fueron ultimados por parte de miembros de la Guardia Nacional Venezolana. Tras conocerse la noticia los familiares de las víctimas relataron a un medio de comunicación el siguiente testimonio:

“Sin mediar palabras, a sangre fría, le dieron a mi primo y a mi cuñado”.

Por su parte, el corregidor de Majayura, en zona rural de Maicao, Juan Carlos Supelano, confirmó a la prensa que alrededor de 40 miembros de la Guardia Nacional Venezolana penetraron casi dos kilómetros al interior del territorio colombiano. En su relato, Supelano afirma que militares venezolanos increparon, golpearon e incluso dispararon a nuestros compatriotas residentes en la frontera, además de incinerar vehículos y señalar a los miembros de la comunidad Wayúu de contrabandistas, paramilitares y ladrones.

Esto es inadmisible. Colombia debe hacerse respetar. Hacerse respetar requiere de firmeza, de ejercer un liderazgo en medio de la crisis, de tomar medidas, imponer restricciones y establecer condiciones.

Los desmanes ocasionados por la Guardia Venezolana, son de la más alta gravedad, razón por la cual, resulta inapropiado continuar guardando silencio, o lo que es peor, manteniendo una diplomacia que no hace respetar los derechos de nuestros compatriotas, ni la soberanía de la nación.

Es inaceptable mantener como garante del proceso de paz colombiano a un gobierno, que genera un desplazamiento masivo de más de quince mil personas, deportando a nuestros connacionales en forma indiscriminada y humillante, desarticulando muchas familias, desconociendo su trabajo de más veinte años, derrumbando sus humildes viviendas. No puede ser garante de la paz un gobierno que viola el espacio aéreo y terrestre de nuestra nación. No puede ser garante de paz un gobierno que trata a los colombianos de paramilitares, ladrones y delincuentes. No puede ser garante de paz un gobierno que amenaza e insulta a los más altos dirigentes de nuestra nación, tan del gobierno, como de la oposición. No puede ser garante de paz un gobierno cuya Guardia Nacional Venezolana, asesina a dos colombianos en territorio colombiano.

 

H.S. Thania Vega de Plazas

Dejar respuesta