Mientras Senado aprobó plebiscito por la paz, terroristas del ELN asesinaron a patrullero de la policía en Norte de Santander

0
550

Nuevamente se registra otro hecho criminal, de repudiables dimensiones, atribuido por las autoridades a la Compañía Comandante Diego, perteneciente al grupo narcoterrorista del ELN. El pasado miércoles 3 de diciembre fue asesinado el patrullero de la Policía Nacional DUBIAN LIBARDO HORMIGA NAVAS, luego que la estación de policía de San Calixto fuera atacada con armas largas y cilindros bomba por los guerrilleros. En el cobarde acto resultó herido otro miembro de nuestra Fuerza Pública.

Se ha vuelto costumbre que cuando los terroristas asechan y siguen cometiendo todo tipo de fechorías, que van desde narcotraficar y extorsionar, hasta asesinar civiles, militares y policías, la comisión de estos delitos le sea atribuida  únicamente al ELN, cuando es de dominio público que estos delinquen en asocio con las FARC.

No tiene lógica ni sentido alguno, seguir premiando al terrorismo con las concesiones propias de un Estado entregado a la voluntad de una minoría compuesta por un puñado de  narcotraficantes y criminales de lesa humanidad, que hoy son huéspedes de honor en La Habana. ¿Se va entonces a diseñar otro plebiscito engañoso y no vinculante a la medida del ELN?

Acá no les está importando la vida de nuestros miembros de la Fuerza Pública ni el dolor que sienten sus familias, acá se está entregando el país en bandeja de plata, y no se están dando cuenta del enorme cheque en blanco que se le está endosando a las FARC por cuenta de medidas como el plebiscito y otra serie de concesiones, como el reciente indulto a 30 guerrilleros sin exigir nada a cambio.

Al tiempo de los asesinatos continúan los secuestros, tal es el caso del soldado bachiller JESÚS ROJAS DELGADO, en manos de las FARC. Este es un SECUESTRO y no es, como irresponsablemente lo han calificado algunas

autoridades, una retención ilegal. Mientras todas estas violaciones continúan llevándose a cabo, se sigue hablando de plebiscito y de voluntad de paz. Esto es francamente incomprensible e inaceptable.  

GRACIAS SEÑOR PRESIDENTE

Dejar respuesta