‘Lo único que queda claro es que mi campaña fue infiltrada’ @OIZuluaga

0
520

Tomada de diario El Tiempo. – Por María Isabel Rueda

Preguntas a Óscar Iván Zuluaga – ex candidato presidencial 

¿Según usted, cuál es la verdadera historia del ‘hacker’ Sepúlveda?

Él llega por Lina Luna, su esposa. Yo entrevisté a Lina, vi que era una persona con experiencia, con chispa, y conocía los temas. Y nos hace una propuesta de asesoría integral que incluía a su esposo, quien trabajaba en seguridad informática, y a su cuñado publicista. Dijimos, bueno, aquí hay que tomar decisiones rápidas, juguémonosla. Y así fue.
‘Lo único que queda claro es que mi campaña fue infiltrada’

“Lo único claro es que mi campaña fue infiltrada ilegalmente para afectar el resultado de la elección presidencial”.

¿Según usted, cuál es la verdadera historia del ‘hacker’ Sepúlveda?

Él llega por Lina Luna, su esposa. Yo entrevisté a Lina, vi que era una persona con experiencia, con chispa, y conocía los temas. Y nos hace una propuesta de asesoría integral que incluía a su esposo, quien trabajaba en seguridad informática, y a su cuñado publicista. Dijimos, bueno, aquí hay que tomar decisiones rápidas, juguémonosla. Y así fue.
Advertisment
You can close Ad in 4 s

¿Cuándo va usted a donde Sepúlveda?

En abril 17 o 18 fui a la oficina de Sepúlveda con Luis Alfonso Hoyos, que me ayudaba a coordinar todo eso.

¿Fue la única vez?

La mía, sí.

(Además: Seis puntos clave sobre el caso del ‘hacker’ Andrés Sepúlveda)

Fue cuando lo filmaron…

Claro. Él venía insistiendo mucho en que yo fuera a visitarlo. Entonces voy a la oficina de él –yo no conocía a Revert, primera vez que lo veía–.

¿Qué pasó en esa reunión?

Él nos empieza a mostrar una información que era pública, que circulaba en todos los portales, que era la hoja de vida de los cabecillas de las Farc. Y ahí es cuando yo pregunto: ¿qué golpe nos irán a dar? Refiriéndome al Gobierno y desde las redes sociales. El trabajo de los asesores es precisamente tratar de anticipar la propaganda negra, y específicamente este equipo sabía de eso porque venían de trabajar con JJ Rendón. Lina Luna había trabajado con Rafael Pardo, con Galán, en Presidencia con Germán Chica, o sea, no eran unos novatos.

¿Usted le encargó al ‘hacker’ Sepúlveda alguna información específica del proceso de paz?

Jamás.

¿Sepúlveda les había ofrecido el servicio de interceptar el proceso de paz?

Tampoco. Lo contratamos para lo que ellos sabían hacer, que era el tema de seguridad informática, de multiplicación en redes, porque teníamos el problema de que yo no registraba en ellas.

¿Por qué en ese video da la impresión de que usted está recibiendo con aprobación una información privilegiada en materia de seguridad?

Porque ahí viene un problema de edición. El video completo nunca lo hemos podido conocer.

¿Jamás ha visto el video sin editar?

No. En la versión editada, por ejemplo recortan la frase “Qué golpe vamos a dar en un mes”, cuando ya usted lo escucha en detalle y lo mira con todo el cuidado, porque sacan una versión de cinco minutos y una más amplia, es: “¿Cuál va a ser el golpe que nos van a dar dentro de un mes?” Cosas de ese tipo. ‘Semana’ reconoce que ese video inicial era recortado, y luego sí sacan un video más largo.

¿Y el más extenso también está editado?

Pero no sabemos si ese es original. Se supone que está bajo cadena de custodia en la Fiscalía. ¿Pero cómo se filtró a los medios? La reunión fue el 17 de abril, y el 5 de mayo hicieron un allanamiento. ¿El 17 de abril quién hace el video? Revert en su teléfono celular.

(También: ‘Papel de DNI en caso de ‘hacker’ Sepúlveda fue transparente’)

¿Revert era contratado por Sepúlveda?

Revert llega porque hay un ‘hacker’ profesional que se llama Bambino, que trabaja en la Fuerza Aérea. Su historia está muy bien contada en ‘Las2Orillas’. Bambino viene desde Andrómeda. Y es el que hace que Sepúlveda contrate a Revert y a Bajaña, el otro ‘hacker’. Y Bambino trabaja en llave con la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI).

¿Cómo se llega al allanamiento del 5 de mayo?

Por un anónimo. Montealegre dice: “El operativo se realizó desde las 4 p. m. del lunes pasado y fue producto de la información entregada por anónimos que llegaron al ente investigador”. Esto es textual del fiscal Montealegre.

Pero eso, a juzgar por las declaraciones del señor Julián Quintana, no fue verdad…

Exacto. Él dice que hubo una reunión el viernes 2 de mayo en Aquimindia, donde estaban el almirante Echandía, el fiscal Montealegre y Quintana. Y que ahí Echandía les entrega una hoja, que es la que hoy se conoce, sin membrete de la DNI, donde se dice que hay una persona llamada Andrés Sepúlveda que está haciendo unas interceptaciones a la mesa y al proceso de paz. Y según Quintana, ese 2 de mayo el almirante Echandía habla de que con Sepúlveda trabajan dos ‘hackers’ extranjeros.

¿Para quién trabajan los dos ‘hackers’?

Pues, en ese momento estaban trabajando para Sepúlveda, pero en el fondo, como todo indica, eran personas pagas por la DNI. Es decir, cuando Revert hace la grabación, él era una fuente paga por la DNI. Y por eso el artículo de ‘Las2Orillas’ es muy interesante, porque muestra cómo el propósito, cuando diseñan la operación, es infiltrar a Revert a la campaña presidencial, para que pudiera inducir a la campaña a hacer algo indebido que pudiera desatar el escándalo del video.

El almirante Echandía dice que él no sabía que Sepúlveda trabajaba para su campaña.

Pero si estaba traficando información, lo estaba haciendo por su cuenta.

¿Existe la posibilidad de que al descubrirse que el que estaba traficando con información de inteligencia trabajaba para su campaña, le infiltraran los ‘hackers’ extranjeros para inducirlo a caer en una trampa?

Como es evidente, hay todo un complot, pues contrataron a esas dos personas para hacer lo que hicieron cuando fui a la oficina. Me muestran una información supuestamente reservada, confidencial, de Estado, de seguridad, y hay una persona grabando el video. Cuando Revert va a trabajar con Sepúlveda, Revert es una fuente paga por la DNI.

¿Y por qué aparece Quintana, exdirector del CTI, apenas ahora en toda esta historia?

Revert filma el video el 17 o 18 de abril. El 2 de mayo, en Aquimindia, están reunidos Echandía, el fiscal Montealegre y Quintana. Echandía les entrega una hoja, que es la que se conoce hoy públicamente, donde habla de Andrés Sepúlveda y ni siquiera menciona que Sepúlveda estuviera en la campaña de Óscar Iván Zuluaga, hecho que sí sabían ellos con absoluta precisión. Y les dijo, y eso lo dice Quintana, que investigaran por qué este Sepúlveda tenía dos ‘hackers’ extranjeros trabajando con él, como diciéndoles ‘averigüen eso’. Entonces montan el operativo del allanamiento con un anónimo, y el tal anónimo era la información directa de Echandía. Él sabía exactamente de qué se trataba.

Pero, un anónimo no es, porque se lo entregó el almirante Echandía al fiscal Montealegre, según dice Quintana.

Es así como se protegen para que parezca que el allanamiento, como lo dijo el Fiscal, fue producto de un anónimo. Y resulta que no es un anónimo.

(Lea: Abogado de Óscar Iván Zuluaga denunció a almirante Echandía)
¿Y qué interés podría tener en hacer eso el almirante Echandía?

Para que no se supiera que Revert era una fuente paga por la DNI. Había una operación para infiltrar la campaña y era necesario producir ese allanamiento que generaría lo que generó todo esto cuando salió a la luz pública el video que les filtraron a los medios.

¿Y por qué querrían infiltrar su campaña?

Porque ocurre algo que no es circunstancial: el día 3 de mayo, Daniel Coronell publica el problema de los 12 millones de dólares de la campaña Santos. La reunión de Echandía con el Fiscal y Quintana es el viernes 2 de mayo, y la orden de allanamiento, el lunes 5 de mayo. Eso no es una simple coincidencia, sino una circunstancia de hechos. Pudo ser una cortina de humo para tapar lo de los 12 millones de dólares. Y encuentran el video.

Un video que dizque estaba en cadena de custodia. Y Quintana se pregunta: “Oiga, si el allanamiento fue en mayo, por qué este tipo tiene el video desde abril?” De ahí se deduce que Revert es una persona que de alguna forma está o protegida o estaba infiltrada por la DNI.

¿Entonces quién le filtra el video a los medios, si entra en cadena de custodia de la Fiscalía?

Pues, imagínese un video en poder de esta persona desde el 17 o 18 de abril, hasta el 12 de mayo, que se lo entrega oficialmente a la Fiscalía. Y dos días después, el video sale en la revista ‘Semana’. Entonces: o se filtró antes de que llegara a la Fiscalía o lo filtró la propia Fiscalía. Si era un video de la magnitud que se le dio, ¿por qué apenas surge después del allanamiento y a escasos diez días de la elección presidencial en la primera vuelta?

Es una cosa muy rara. ¿Por qué cuando Echandía se reúne con ellos en ningún momento les habla de que Revert era una persona paga, que había tenido relaciones y estaba protegida por la DNI? Es algo que descubre Quintana en ese proceso.

Todo indica, y se lo digo con todo respeto, que ustedes contrataron a un estafador y además bastante malito en el oficio del ‘hackeo’, porque todo lo que les contaba en secreto ya circulaba en las redes…

Era una persona que tenía trayectoria en otras campañas.

¿A ustedes les ofreció el señor este que les iba a entregar información para tirarse el proceso de paz?

Jamás.

¿Por qué minimiza el tema, que obviamente fue muy bien utilizado por la contraparte, de que usted estuviera sentado muy cómodamente en una oficina recibiendo información de un ‘hacker’ sobre el proceso de paz?

Porque no había nada ilegal. No era información ilegal. Era pública, aunque todo el tiempo se le quiso dar ese tinte. Siempre pedimos que se nos entregara el video original para demostrarlo.

Qué casualidad tan maluca, la de ese video suyo sentado en una oficina recibiendo información contra el proceso de paz…

Sí, pero afortunadamente se demostró que de eso no había nada.

¿Cómo se demostró?

Escuche a Quintana. No hay nada que imputarles ni a David ni a Óscar Iván Zuluaga porque no hay pruebas que permitan demostrar que nosotros ordenamos comprar ninguna de esas informaciones. Todo esto obedece a un montaje, a un complot para afectar mi campaña.

¿Fue un factor desestabilizador definitivo de su campaña?

Sí. Eso fue definitivo porque significó que muchas personas tuvieran dudas.

Y usted se enfermó de gripa…

Y eso sí fue real. Gripa no, laringitis.

Del susto…

¿Usted se acuerda de que al ‘hacker’ lo liberó una juez del Tribunal de Bogotá, y en la madrugada le hicieron la recaptura? Cuando yo llego a un debate con Vicky Dávila, a las 6 de la mañana, ya lo habían recapturado, y el presidente Santos tenía el dosier que le había suministrado la Fiscalía. Y yo llego a un debate, imagínese, bajo esa premisa. El Presidente informado por la Fiscalía de todo. Yo llego a un debate a enfrentar un hecho de esa magnitud. Eso fue un martes, y la elección de segunda vuelta era el domingo.

(Lea también: Quintana y Echandía, dos versiones en el caso del hacker Sepúlveda)

¿Qué tuvo que ver la Fiscalía de Montealegre en todo esto?

La Fiscalía de entonces instrumentalizaba toda la información al servicio de Presidente y de la campaña de reelección. Con esa táctica afectaron mi nombre, el de la campaña, el de la familia, la confianza ante los colombianos, y yo en esta lucha diciendo a los colombianos que eso era un montaje, que eso era un complot. Era mi palabra contra la de la Fiscalía. Eso fue muy desestabilizador.

Perdió las elecciones, ni más ni menos… ¿Por qué estuvo este año unos meses fuera del país?

Me fui en marzo. Los rumores de que me iban a librar una orden de captura eran muy fuertes. Regreso en junio, y en agosto sale en ‘Las2orillas’ la historia de un testigo que hablaba de que mi campaña había sido infiltrada. Eso desata una cantidad de información enorme, enorme, hasta el punto de que Quintana va y se reúne con el presidente Uribe y le cuenta todo lo que ocurrió.

¿En su concepto, qué es lo más clave de lo que reveló Quintana ante la Corte?

Que el 2 de mayo él se había reunido con Echandía, que recibe una información y que él después se da cuenta de que Revert, el del video, era fuente paga por la DNI.

Pero, en el interregno, Quintana hizo el allanamiento, y se quedó callado…

Sí. Serán temas que tendrán que aclararse. Yo solo pido la verdad. Lo que dice Quintana es que la información que le dieron estaba basada en unas fuentes que trabajaban para la DNI, y que le fueron generando muchas dudas. No encontraron prueba alguna contra nosotros con el tema de chuzadas, de interceptaciones, responsabilidades de la campaña no hay. Según él, por eso nunca se nos ha imputado ni a David ni a mí después del interrogatorio del que fuimos objeto.

¿Para usted, quién fue el cerebro de esto?

Eso lo deben descifrar la Corte y la Fiscalía. La Corte, que tiene acceso a la cuenta de gastos reservados de la DNI, debería buscar los pagos a Revert y a los otros ‘hackers’.

¿Usted cree posible que la preocupación del almirante Echandía de que se estaba filtrando información de inteligencia fuera legítima, y que haya sido la Fiscalía la que le armó a usted la infiltración de su campaña?

Lo único que queda claro es que mi campaña fue infiltrada ilegalmente para afectar el resultado de la elección presidencial. ¿Quién lo hizo? Hoy, con los elementos que por fin conocemos, pareciera ser una operación desde la DNI. Y eso nos hizo un enorme daño. Al fin y al cabo, el doctor Quintana era la tercera persona en responsabilidad en la Fiscalía.

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

 

Dejar respuesta