“El General Tapias (QEPD) marcó, para bien, el camino de innumerables glorias militares, patrimonio de la Nación” H.S. Thania Vega de Plazas

0
419

El Señor General FERNANDO TAPIAS STAHELIN, personalizó el ideal de un auténtico soldado; su sacrificio, abnegación y voluntad de cambio, impulsaron con éxito su carrera militar hasta obtener el grado más alto de su categoría y comandar a las Fuerzas Militares en una memorable transición hacia la modernización (1998-2002).

En gran medida, el fortalecimiento y reinvención de las Fuerzas Militares se le ha de atribuir a su gestión y visión para concebirlas como factor determinante en el progreso del país. Toda su capacidad de planeamiento y conducción estratégica de las tropas fue puesta a prueba en un momento crucial para el país, tras el fracaso de la negociación del Cagúan entre el Gobierno Nacional y los terroristas de las FARC; la exitosa operación que dio como resultado la recuperación del territorio, cedido para facilitar los diálogos de ese entonces, marcó el camino de innumerables glorias militares que son hoy  patrimonio de nuestra memoria histórica como Nación.  

En los cuarenta y un (41) años que ofreció para el servicio de la Patria y sus conciudadanos, fue reconocido como un ser humano digno de admirar, respetuoso de la dignidad del equipo profesional que lo acompañó en cada nivel de mando y comprometido con su bienestar, animado siempre por el amor de su familia.

De ahí los múltiples reconocimientos a su trayectoria y contribución a la seguridad de los colombianos y la defensa del orden constitucional; en total, recibió 53 condecoraciones y distinciones entre ellas la Cruz de Boyacá de Colombia, la Legión de Honor de Francia, la Medalla al Mérito de los Estados Unidos (Dos veces), la Cruz al Mérito de España y otras condecoraciones de México, Venezuela, Ecuador, Argentina, Chile; además, de las medallas de virtudes militares, servicios distinguidos en orden público y del Congreso de Colombia.

A ese gran soldado, que antepuso los valores e intereses de la Patria por encima de los propios, los colombianos lo tendremos que recordar con orgullo y gratitud, esperanzados en que las nuevas generaciones emulen su vocación de servicio. 

A su familia, expresamos nuestra solidaridad y consideración.

H. S. Thania Vega de Plazas

Dejar respuesta