Continúa extorsión a pobladores de ZVTN #YoNoMeTragoEseSapo

0
819

En menos de 24 horas desde que se declaró el cese al fuego bilateral y el fin de las hostilidades de las Farc contra el pueblo colombiano, las denuncias por extorsión y el amedrentamiento de la población civil continúan y exigen una respuesta contundente por parte del Gobierno.

Hoy recibí el testimonio de unos pobladores del municipio de El Retorno, en el Guaviare, a donde llegaron armados y uniformados los guerrilleros de las Farc. Con la misma actitud criminal que les identifica, le exigieron a cada propietario de finca una res, a cada dueño de negocio, víveres, y a los simples pobladores una cuota económica para sostener sus Zonas Veredales Transitorias de Normalización.

Según denuncian los pobladores, la guerrilla les dijo que estos cobros se harán semanalmente porque, en sus propias palabras, “el Gobierno no les girará un peso para la concentración”.

La población habría recurrido a las autoridades para pedir protección y les habrían dicho que no pueden actuar debido al cese al fuego. Asimismo, las Juntas de Acción Comunal se habrían visto forzadas a respaldar estas acciones guerrilleras so pena de amenaza.

Denuncias similares se han elevado ya en otras regiones, como es San Vicente del Caguán e incluso han llegado a medios de comunicación de cobertura nacional.

Dichas agresiones contra la población que habitan en las veredas donde se harán las zonas de concentración ya habían sido previstas y advertidas tanto por los miembros de esta bancada como por los pobladores y autoridades locales sin que el Gobierno las haya atendido.

Esto solo es una muestra más del engaño que es este proceso de paz y de la poca credibilidad del cumplimiento de los acuerdos. En los protocolos de desarme se asegura que la concentración de los guerrilleros estará “sustentada en la puesta en práctica de medidas en materia de Derechos Humanos que permitan su protección frente a potenciales amenazas que pongan en riesgo la vida, integridad personal, libertades civiles y su patrimonio”.

Es inaceptable que la Fuerza Pública no pueda actuar en defensa de los ciudadanos honrados que ahora se ven forzados a vivir bajo el temor y la zozobra fruto de un acuerdo de paz engañoso.

Las consecuencias de aprobar estos acuerdos ya empiezan a verse. Desde el Senado exijo acciones efectivas e inmediatas por parte del Gobierno Nacional. Y como ciudadana,  me preocupa que este sea solo el inicio de una serie dolores aparejados a la entrega real del país al terrorismo. He ahí una razón más para desaprobar estos acuerdos y votar NO en el próximo plebiscito.

Dejar respuesta