Así quedó la JEP en su último debate

0
802

Como era previsible, la plenaria de la Cámara de Representantes anoche le dio trámite en último debate a la ley Estatutaria para la Jurisdicción Especial para la Paz luego de más de 10 horas de discusión donde el gobierno y las FARC se opusieron a cambios fundamentales como excluir a la guerrilla de la jurisdicción por toda clase de delitos contra los niños reclutados por ese grupo terrorista, como lo propuso la Representante a la Cámara Margarita María Restrepo del Centro Democrático.

“Recordó la congresista del Centro Democrático que: delitos como el reclutamiento de niños, niñas y adolescentes, el secuestro, la esclavitud, la utilización, el aborto y la anticoncepción forzada, no pueden desconocerse como prácticas generalizadas y sistemáticas en el marco del conflicto por parte de la guerrilla de las Farc.”

Lo más importante fue que aunque hubo oposición de partidos de izquierda para que las FARC fueran excluidos de la Justicia Especial para la Paz, el partido de la U obtuvo la mayoría con 98 votos a favor para sacar de la JEP  a todos los terroristas vinculados con delitos sexuales contra niños.

También quedó aprobado que los terroristas que incumplan con el compromiso de decir verdad o no volver a delinquir, saldrá de la Jurisdicción Especial para quedar en manos de la justicia ordinaria.

Se aprobó que agentes del Estado y Terceros civiles no tendrán que rendir cuentas ante la Justicia Especial para la Paz, como lo pretendían los guerrilleros que buscaría así judicializar a todo el país entre ellos, a empresarios, periodistas, ganaderos, profesores y a todo aquel que se oponga a su proceso de impunidad.

Los terroristas de las FARC que sigan delinquiendo con extorsión, narcotráfico, homicidio, reclutamiento, entre otros quedarán también por fuera del mencionado tribunal.

Los terroristas que sean condenados a prisión efectiva y que estén ocupando alguna de las curules en el congreso, deberán dejar su puesto para ir a cumplir su pena privado de la libertad.

Contrario a lo que pretendían las FARC, sus víctimas sí podrán acudir ante la JEP y recibirán protección especial del Estado.

Por último y no menos importante, las inhabilidades para los magistrados de la JEP se mantienen como venían en la ponencia original, es decir, serán las mismas que tienen hoy las altas cortes.

Y quienes se sometan a la JEP podrán recusar a los magistrados que estén conociendo de los procesos, lo mismo que los magistrados de ese tribunal, tendrían la posibilidad de declararse impedidos por creer que han tenido injerencia en algún caso en específico.

Dejar respuesta