” Prefiero ser una desconocida honesta a una conocida llena de mañas politiqueras” Thania Vega – Entrevista SEMANA

0
11

Semana.com: ¿Por qué decidió entrar en la lista de Centro Democrático?

THANIA VEGA: He recibido el ofrecimiento con mucha gratitud. Llamarme es un honor que se hace a la injusticia que mi esposo, el coronel Plazas Vega, y nosotros, toda la familia, hemos tenido que sufrir.

Semana.com: ¿Quiere decir que la invitación es un respaldo a la que, usted considera, es la inocencia del coronel?

T.V.: Si, es un espaldarazo. Yo nunca he hecho política, yo no represento votos, yo represento un símbolo. Al aceptar este apoyo también siento un compromiso muy grande. Como senadora ya no tendría una causa individual sino general. Y esto me ha hecho entender los propósitos que Dios ha tenido con nosotros. Dios sabe que mi marido es inocente.

Semana.com: ¿Cuál fue el proceso para tomar esta decisión?

T.V.: Hace un año y medio empecé a moverme en Twitter para gritarle al mundo mi angustia, a decir cómo me siento y a hablar sobre el proceso de mi esposo. En esto hay mucha gente confundida, pero también agresiva. Hay jóvenes que no vivieron lo que pasó en el Palacio de Justicia y se han regido por lo que sale en los medios. Entonces empecé una lucha por demostrar que la justicia no ha sido justa, que no ha habido garantías, que ha habido manipulaciones. Y eso atrajo a un grupo de muchachos que se interesaron por el tema.

Semana.com: O sea que fueron ellos los que la convencieron de hacer política.

T.V.: No. Yo veía eso como cosas de muchachos que empezaron a sentir cariño por mí. Pero decidieron acercarse al Centro Democrático para proponer mi nombre. Entonces sí me asusté, entre otras cosas porque nunca me ha gustado la política.

Semana.com: Entonces, ¿cuándo se vuelve seria la propuesta de entrar a la lista para el Senado?

T.V.: Me contactó el ministro Londoño, que es una persona a la que aprecio mucho y le tengo cariño por el apoyo que ha tenido con esta lucha. Conoce a mi marido hasta los tuétanos y sabe que es inocente. Fue él quien me dijo que había sido encomendado por el presidente Uribe para decirme que había sido escogida para ser candidata al Senado.

Semana.com ¿Qué dijo su esposo?

T.V.: Me dijo que se haría a un lado, que era claro que yo había sacrificado mi vida por él y que lo último que haría en la vida sería presionarme para decidir en algún sentido.

Semana.com: Hay muchas personas que piensan que el coronel es un asesino. Si usted llega al Senado, ¿sabe que lo que habrá será más ataques que elogios por su compromiso?

T.V.: Con la experiencia que he tenido que vivir por cuenta de la injusticia que se ha cometido contra mi esposo, he logrado desarrollar una gran fortaleza espiritual. A través del dolor que hemos sentido todos en la familia, evolucionamos y llegamos a niveles superiores de caracteres espiritual y emocional. Eso es lo que me va a ayudar a confrontar lo que viene.

Semana.com: ¿Cómo va el proceso contra su esposo?

T.V.: Yo sé que hay jueces justos. El magistrado ponente en el Tribunal Superior de Bogotá no solamente dijo que Plazas Vega es inocente, sino que además es víctima de un complot. Y tengo la fe de que los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, que tienen que resolver la casación lo van a hacer en justicia. La libertad de mi esposo se va a dar.

Semana.com: Lo que dice el Tribunal es que no se puede hacer responsable a Plazas de 11 desaparecidos, pero que deben seguir investigando dos desapariciones, que son las de Irma Franco y el señor Rodríguez de la cafetería…

T.V.: Ellos no han podido probar que Plazas Vega es responsable de esos dos desaparecidos. Lo que dicen es que hay dos desaparecidos. Ya está en la conciencia de los jueces condenar a alguien sobre quien no tienen prueba alguna.

Semana.com: Si usted llega al Senado, las  negociaciones en La Habana prosperan y se le da oportunidad de participación política a la FARC, ¿se ha imaginado sentada en el mismo recinto con ellos?

T.V.: Yo nunca me sentaría con los miembros de las FARC. Creo en la fuerza del Centro Democrático, y esa fuerza lo que quiere es evitar esa posibilidad, como lo ha reiterado el presidente Uribe.

Semana.com: Sobre la lista del Centro Democrático, la opinión está dividida ¿No le preocupa ser parte de un grupo tan agresivamente cuestionado?

T.V.: No, porque me identifico con muchas de las posiciones del presidente Uribe. Y sobre todo con lo que él ha dicho, que la paz con impunidad no es posible. Jamás podré aceptar la posición que tiene en este momento el Gobierno de que los terroristas de las FARC tengan curules y que miles de militares como mi marido, presos siendo inocentes, sean condenados injustamente.

Semana.com: ¿Qué piensa de la polémica por el nombre de José Obdulio Gaviria en la lista?

T.V.: Lo de José Obdulio Gaviria es un asunto mediático. Lo critican porque es familiar de Pablo Escobar. Y yo jamás califico a alguien por sus parientes.

Semana.com: Una de las críticas contra la lista es que está compuesta por nombres desconocidos, que el único que realmente vale en términos de votación es Uribe. ¿Qué piensa de eso?

T.V.: Prefiero ser una desconocida honesta a una conocida llena de mañas politiqueras. Me quedo con el título de desconocida a mucho honor. Soy una desconocida que quiere hacer cosas por el país.

Semana.com: Me llama la atención algo. Su esposo está en líos con la justicia por la toma del Palacio de Justicia que hizo el M-19. Y en la misma lista suya está un exguerrillero del Eme Everth Bustamante. ¿Le molesta?

T.V.: No lo conozco. Pero lo importante es que mi intención es llegar sin odios ni resentimientos. He vivido un proceso muy grande estos seis años y lo que quiero es plantear soluciones.

Semana.com: Gustavo Petro, otro exguerrillero del M-19, en su momento acusó a Plazas de haberlo torturado. Esa acusación se cayó por pruebas a favor del coronel. Por lo que usted dice, contra Petro, entonces, tampoco tendría resentimiento?

T.V.: Contra Petro sí tengo todos los resentimientos. Ese señor es un calumniador, dijo que mi marido lo había torturado, cuando estaba probado que en esa época estábamos en Europa. Lo que yo siento por Petro es individual, no colectivo. Lo que pasó con esa guerrilla fue parte de una decisión democrática y eso ya nadie lo va a cambiar.

Semana.com: ¿Ha pensado que los familiares de los desaparecidos pueden sentirse agredidos con su decisión de aspirar al Senado?

T.V.: Siempre he tenido respeto por los familiares de los desaparecidos del Palacio. Pero jamás he entendido por qué vienen con todo ese odio contra el Ejército y no contra los del M-19. El Ejército jamás habría llegado a la Plaza de Bolívar si el M-19 no se hubiera tomado el Palacio. Sin embargo, ellos terminan de amigos de los del Eme. Con todo respeto lo digo, ahí no hay un asunto de dolor, hay otros intereses.

Semana.com: ¿Ya tiene listo el lema de su campaña?

T.V.: Me dedicaré a buscar los mecanismos para recuperar las garantías jurídicas de los militares. Hay una campaña de desprestigio que hace que la gente vea a los soldados como asesinos, patanes, y eso no puede ser así. Claro que se cometen errores, pero no para que se pierda la credibilidad en el Ejército.

Semana.com: Pero es que en la medida en que se prolongan las guerras, se degradan cada vez más y por ende se degrada el comportamiento de los actores que participan en ella.

T.V.: No creo que ese sea el problema porque las campañas de respeto a los derechos humanos que se hace en las instituciones militares son inmensas.

Semana.com: Si, pero hay hechos como los falsos positivos y abusos de todo tipo que se han convertido en símbolos de impunidad…

T.V.: Tenemos un Ejército mucho más grande y el control no puede ser el mismo. En lo que yo insisto es en que los soldados de Colombia son buenos, están por vocación, sacrifican su vida todo el tiempo y hay que ayudarlos.

Semana.com: Thania, mi reflexión final es que tenemos unos mecanismos democráticos que le han permitido a una guerrilla como el Eme hacer política y que aun así estamos lejos de una reconciliación que abra paso a lo que viene con las FARC y los militares. ¿Qué opina?

T.V.: Creo que independientemente de que un grupo terrorista como el M-19 haya sido amnistiado y perdonado, debió tener una sanción moral y política. Eso mismo debe pasar con las FARC. Y no se puede medir a los militares con el mismo rasero. Somos 48 millones de colombianos que no hemos secuestrado ni asesinado. Entonces, ¿por qué tenemos que darle cargos de poder a quienes sí lo han hecho?

Por: Claudia Morales