“La voz del Uribismo con los militares” por LA SILLA VACIA

0
12

La guerra sucia en las campañas puso la lupa en las Fuerzas Armadas para la segunda vuelta. Mientras en la campaña de Santos denuncian la participación en política de policías activos en pro de Óscar Iván Zuluaga (y que hoy resultó con la destitución de cinco de ellos), en la campaña del uribismo afianzan sus lazos con los militares. Y el ícono de ese vínculo es la senadora electa, Thania Vega de Plazas, esposa del detenido coronel, Alfonso Plazas Vega.

Thania Vega es el vehículo del uribismo para asegurar el voto del sector castrense. Aunque la Fuerza Pública no puede votar, sus familias sí. Hay 450 mil policías y militares. Si tres miembros de sus familias votan son casi un millón y medio de votos, que sería más del 10 por ciento de los que votarán el próximo domingo.

Ella se ha convertido en un símbolo de lucha contra la injusticia del Estado entre la Fuerza Pública por la defensa de su esposo, quien en general, es visto por los militares como un chivo expiatorio de la tragedia del Palacio de Justicia.

“Es una mujer valiente, esposa de un militar que se ha dedicado a mostrar la inocencia de su esposo”, le dijo a La Silla un militar retirado del Ejército. “Ese es un sentimiento generalizado”.

Es sobre todo la mensajera de las propuestas de Zuluaga en materia militar que no sólo promete devolver el fuero militar sino también poner en marcha un plan de excarcelación condicionada para los militares que están encarcelados sin condena, para que se puedan defender en libertad.

Una medida que, de aplicarse, podría beneficiar a los militares involucrados en las más de 4 mil investigaciones por falsos positivos.

Además, el candidato uribista propone crear un alto tribunal temporal para revisar las condenas de miembros de la Fuerza Pública por actos cometidos durante el servicio y aumentar el salario de los soldados y policías.

Con estas propuestas taquilleras, Thania está haciendo campaña en “su nicho”: los militares y policías retirados para conseguir votos en favor del uribismo y en contra de Santos, de su proceso de paz, de las propagandas de su campaña y de su “traición”.
Por: Natalia Arenas